jueves, 25 de mayo de 2017

SILENCIO...


SILENCIO...

Rompió su silencio sin permiso, a deshora, casi se diría que a traición. 

A traición porque no era deseo de él romperlo y tampoco ella lo quería romper, pero sucedió.

Se confió y cuando ya creía tener controlada la situación, su razón le jugo una mala pasada y se dejo vencer por el corazón.

Ella rompió el silencio impuesto por él... Pero el silencio... El silencio no se fue. y cuando él habló de nuevo, fue ella la que enmudeció y se fue alejando en la nada hasta desaparecer.


Carmen

(25 de mayo del 2017)


Copyright©





"Omnia mea mecum porto"
Soy todo lo que tengo






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...