domingo, 30 de noviembre de 2014

SOMBRA EN LA NIEBLA



SOMBRA EN LA NIEBLA

Me borro y desdibujo en un mar de sombras.
Maraña de recuerdos inconclusos
que mudos me hablan y sin lágrimas lloran.
Envuelta entre los húmedos algodones
de la espesa niebla que me llena y ahoga,
que me asfixia y llena de zozobra,
que me hace desear la muerte
como quien desea la vida
y la muerte se me escapa,
se me escurre entre los dedos
dejándome el corazón malherido
y el alma eternamente rota.
Perderme en ese mar de sombras
 donde se me antoja dulce el olvido,
será como si nunca hubiese existido
como si nada pudiera ya dañarme
y volviese a la vida de nuevo
en busca de tus brazos y tu pecho
donde poder refugiar esta pena tan honda,
este dolor inmenso, esta perdida.
Será como encontrar de nuevo el día
naciendo a la luz de otra aurora.


Carmen
(30 de noviembre del 2014)


Copyright©

PODRIA ESTAR MAS SOLA... (Emily Dickinson)


PODRIA ESTAR MAS SOLA...


" Podría estar más sola sin mi soledad,
tan habituada estoy a mi destino,
tal vez la otra paz,
podría interrumpir la oscuridad
y llenar el pequeño cuarto,
demasiado exiguo en su medida
para contener el sacramento de él,
no estoy habituada a la esperanza,
podría entrometerse en su dulce ostentación,
violar el lugar ordenado para el sufrimiento,
sería más fácil fallecer con la tierra a la vista,
que conquistar mi azul península,
perecer de deleite. "

Emily Dickinson



***Emily Elizabeth Dickinson Poetisa estadounidense


Nació el 10 de diciembre de 1830, en Amherst, Massachusetts (Estados Unidos), en el seno de una familia puritana y severamente religiosa. Amplió estudios en la academia de Amherst y en el seminario femenino de Mount Holyoke, South Hadley, en Massachusetts. Cuando cumplió 30 años se convirtió en una ermitaña. Se piensa que la razón de esta decisión fueron sus arrebatos románticos. 

Desde ese momento se dedicó a escribir poesía original. Escribió unos dos mil poemas y unas mil cartas sin salir apenas de su casa de Amherst. La primera figura literaria de la época en darse cuenta de su valía como poetisa fue el clérigo y escritor Thomas Higginson, que le aconsejó no publicar su obra ya que iba en contra de las convenciones literarias de la época. Pero su otra influencia literaria, la novelista Helen Jackson, intentó convencerla para que publicara un libro de poemas. 

En vida tan sólo publicó siete, pero tras su muerte se encontraron entre sus papeles 2.000 poemas, algunos de los cuales sólo eran fragmentos. A partir de este material, Higginson y Mabel Loomis Todd, una amiga de Amherst, editaron la primera selección de su obras, Poemas (1890), que tuvo un gran éxito popular. 

Varió los efectos de la rima empleando también rimas asonantes (por ejemplo, "tune" con "pain"), un recurso muy utilizado por los poetas del siglo siguiente. Utiliza un lenguaje muy sencillo, pero su sintaxis compleja dibuja una rica variedad de connotaciones a partir de palabras corrientes. Falleció el 15 de mayo de 1886. En 1958 apareció publicada una edición en tres volúmenes de su correspondencia.



sábado, 22 de noviembre de 2014

HISTORIA DE UN AMOR - - Luz Casal


¡Sublime Luz Casal!

HISTORIA DE UN AMOR

Ya no estas mas a mi lado, corazón
En el alma sólo tengo soledad
Y si ya no puedo verte
porque Dios me hizo quererte
para hacerme sufrir más

Siempre fuiste la razón de mi existir
Adorarte para mí fue religion
Y en tus besos yo encontraba
El calor que me brindaban
El amor y la pasión

Es la historia de un amor
Como no hay otro igual
Que me hizo comprender
Todo el bien, todo el mal
Que le dió luz a mi vida
Apagándola después
Ay, qué vida tan oscura
Sin tu amor no viviré

Siempre fuiste la razón de mi existir
Adorarte para mi fue religión
Y en tus besos yo encontraba
El calor que me brindaban
El amor y la pasión

Es la historia de un amor
Como no hay otro igual
Que me hizo comprender
Todo el bien, todo el mal
Que le dió luz a mi vida
Apagándola después
Ay, qué vida tan oscura
Sin tu amor no viviré

LO QUE ME RESTA


LO QUE ME RESTA

Bebí de las aguas de Leteo
en busca del olvido soñado,
más el olvido no me llegó.

Rogué a Morfeo como una mendiga
un poco del ansiado sueño
y el sueño huyó de mis parpados.

Bajé a los infiernos y suplique a Hades
el descanso de mi alma errante
y la muerte se burló de mí y mi condena.

Lo que me resta es tiempo,
tiempo de llantos y penas.
Soledades mias, compañeras eternas.


Carmen
(22 de noviembre del 2014)


Copyright©



miércoles, 19 de noviembre de 2014

Y LA VIDA...


Y LA VIDA...

Y la vida seguirá
aunque ya nada tenga sentido.
Náufragos en el mar de la desolación
sin un puerto al que arribar,
en medio de un incierto destino.

Y la vida seguirá
aunque llevemos las alas rotas.
Huérfanos en tierra hostil
sin un abrazo por abrigo,
allí donde solo habita el olvido.

Y la vida seguirá...


Carmen

(19 de noviembre del 2014)



Copyright©

lunes, 17 de noviembre de 2014

A TI...



A TI...

A ti que prometiste
cuidarme y protegerme,
curarme con dulzura las heridas.

A ti quiero decirte
que al final fuiste lo peor
que le pudo pasar a mi vida.

A ti quiero decirte
que me dejaste el alma rota
y el corazón para siempre hecho trizas.


Carmen
(17 de noviembre del 2014)


Copyright©

domingo, 16 de noviembre de 2014

MARIPOSAS


Imagen de Christian Schloe

MARIPOSAS

Ora blancas cual copos de nieve,
ora negras, azules o rojas,
en miríadas esmaltan el aire
y en los pétalos frescos retozan.
Leves saltan del cáliz abierto,
como prófugas almas de rosas
y con gracia gentil se columpian
en sus verdes hamacas de hojas.
Una chispa de luz les da vida
y una gota al caer las ahoga;
aparecen al claro del día,
y ya muertas las halla la sombra.

¿Quién conoce sus nidos ocultos?
¿En qué sitio de noche reposan?
¡Las coquetas no tienen morada!...
¡Las volubles no tienen alcoba!...
Nacen, aman, y brillan y mueren,
En el aire, al morir se transforman,
y se van sin dejarnos su huella,
cual de tenue llovizna las gotas.
Tal vez unas en flores se truecan,
y llamadas al cielo las otras,
con millones de alitas compactas
el arco iris espléndido forman.
Vagabundas, ¿en dónde está el nido?
Sulanita, ¿qué harén te aprisiona?
¿A qué amante prefieres, coqueta?
¿En qué tumbas dormís, mariposas?

¡Así vuelan y pasan y expiran
las quimeras de amor y de gloria,
esas alas brillantesdel alma,
ora blancas, azules o rojas!
¿Quién conoce en qué sitio os perdisteis,
ilusiones que sois mariposas?
¡Cuán ligero voló vuestro enjambre
al caer en el alma la sombra!
Tú, la blanca, ¿por qué ya no vienes?
¿No eres fresco azahar de mi novia?
te formé con un grumo del cirio
que de niño llevé a la parroquia;
eres casta, creyente, sencilla,
y al posarte temblando en mi boca
murmurabas, heraldo de goces,
"¡Ya está cerca tu noche de bodas!"

¡Ya no viene la blanca la buena!
¡Ya no viene tampoco la roja,
la que en sangre teñí, beso vivo,
al morder unos labios de rosa!
Ni la azul que me dijo: ¡poeta!
¡Ni la de oro, promesa de gloria!
¡Es de noche... ya no hay mariposas!
¡Ha caído la tarde en el alma!
Encended ese cirio amarillo...
¡Las que tienen las alas muy negras
Ya vendrán en tumulto las otras,
y se acercan en fúnebre ronda!
¡Compañeras, la pieza está sola!
Si por mi alma os habéis enlutado,
¡Venid pronto, venid mariposas!



Manuel Gutiérrez Nájera




Imagen de Christian Schloe



 Manuel Gutiérrez Nájera (1859-1895). Poeta y escritor mexicano.

Pasó toda su vida en Ciudad de México, salvo breves visitas a Querétaro y Veracruz y alguna temporada en una hacienda familiar de Puebla, donde se sitúa la dramática acción de su cuento La mañanita de San Juan.

Manuel Gutiérrez Nájera cultivó diversos géneros literarios en prosa y en verso, y perteneció a la primera generación modernista. Influido por el marcado afrancesamiento de su ciudad, se inspiró en Verlaine, Gautier y Musset, aunque también admiró a los místicos españoles.

En su madurez poética se inclinó por los parnasianos, el simbolismo y el modernismo, el cual contribuyó a difundir desde 1894 a través de la publicación de Azul, revista clave del movimiento.


Entre las obras de Manuel Gutiérrez Nájera destacan La duquesa Job, los volúmenes de cuentos Cuentos frágiles, de 1883, y Cuentos de color de humo, de 1894. Falleció a los treinta y seis años de edad, y su obra lírica fue recopilada en 1896 en el volumen Poesías.

jueves, 13 de noviembre de 2014

martes, 11 de noviembre de 2014

SUEÑOS

Foto de Ben Goossens

SUEÑOS

Los sueños que fueron de ayer
volaron lejos, alto y lejos,
infinitamente lejos de mi.
Se perdieron por las sendas quebradas
donde mi alma perdió la esperanza,
donde mi vida dejó de ser mi vida
y agonizaron mis ganas de seguir.
Los sueños que fueron 
luz diafana en mis ojos ayer,
han quedado para siempre a oscuras
y ya no han de volver.
Se perdieron en un viaje sin retorno
de la locura que creía
a la mentira que vivo,
vida donde ya no tienen cabida,
donde no queda ilusión
y todos los trucos de magia
han quedado al descubierto
dejándome vacía,
como el tahúr al que descubrieron
las trampas que hacia
y elige morir a vivir
salvaguardando así
un poco de la dignidad perdida
en su absurdo y continuo fingir.
Los sueños que fueron y he perdido,
los sueños de creerme viva,
los sueños de pensarme buena,
los sueños de querer y no poder.
Los sueños que me envolvían,
me cubrían, me protegían,
esos sueños añorados
que ya nunca volveré a tener.


Carmen

(11 de noviembre del 2014)


Copyright©



ESPERA

Imagen de Catrin Welz-Stein

ESPERA

A fuerza de esperar,
mi cuerpo echó raíces
y se volvió enredadera.
Trepó por las paredes insalvables
que el tiempo fue levantando,
por asomarse al camino
que habría de traerte de vuelta.
Pero tu no llegaste,
no llegaste ni llegarás ya nunca.
No se que ataduras te atan lejos
ni se si piensas en mí
o quizás ya ni me recuerdas.
No imagino la vida sin ti
y sin ti peno y sufro,
soy llanto que derramo,
esperanza que nace 
para morir al instante,
como un suspiro en mis labios.
Y me voy enredando más y más
entre penas y recuerdos,
enredadera cruel 
que me ata y me ahoga,
que pone locura desolada
a esta espera sin fin
de esperar lo que nunca llega.


Carmen

(11 de noviembre del 2014)



Copyright©

miércoles, 5 de noviembre de 2014

ESENCIA

Fotografía de Natalia-Zakonova

ESENCIA

Ser la esencia divina que ilumina la mirada,
prende fuego al alma cuando te pienso lejano
y te siento cerca, muy cerca de mi.

Ser la esencia viva de esa niña que me habita,
que se esconde en la eterna morada,
allí donde es más profundo mi corazón.

Ser la esencia revivida, nunca muerta ni apagada,
la que desde siempre te llenó el Alma,
complemento sagrado del Amor que te puebla, amor.

Ser la esencia de las flores más hermosas,
aquellas con las que tejías mis guirnaldas y perfumabas 
mis sienes dibujando sueños que aún están por vivir.

Esencia pura y viva del Amor que crece y desborda,
que no se pierde ni se olvida nunca,
que se hace más inmenso día a día.

Esencia que respiras en cada latido de tu pecho.
Se desboca apasionada en locuras
que rebasan con premura la razón.

Esencia enamorada que recorre las distancias,
se enfrenta a los peligros valiente
y vence a sus enemigos sólo por ti.

Esencia de niña y de dulzura,
de amorosa ternura que te regalo, te brindo,
mi vida eterna por ti y para ti.


Carmen

(5 de noviembre del 2014)


Copyright©

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...