miércoles, 29 de mayo de 2013

MARIPOSA


MARIPOSA

¿Dónde irás a morir?
Fragilidad de alas rotas,
te pudo el frío de la noche
y la lluvia que empalideció
tus vivos colores.
¿Dónde hallarás descanso?
Arrastras tan sólo dolor y pena,
soledades que no pudiste llenar.
Tanto amor diste que quedaste vacía,
mariposa frágil de alas rotas.
Nada quedó para ti
y ahora lloras el dolor de verte
morir como viviste, sola.


Carmen
(29 de mayo del 2013)


Copyright©

martes, 28 de mayo de 2013

HOJAS SECAS



HOJAS SECAS

Se dedicó a arrancarle días al árbol de su vida
como se arrancan las hojas secas
sin ver que cada hoja arrancada era
un pedazo de si mismo, de su historia
y cuando quiso darse cuenta,
su vida estaba desnuda y tembloroso,
con profundo miedo helado
se entrego al crudo invierno,
la nada, la soledad poblada 
por los fantasmas del recuerdo.
Y al llegar la primavera
lo encontraron como vivió
solo y muerto.

Carmen


Copyright©

lunes, 27 de mayo de 2013

DESPACIO...


DESPACIO...


Despacio van tus palabras,
apenas susurros alados,
resbalando por mi piel. 
Despacio se van abriendo
los espacios cerrados
de mi mente y de mi cuerpo,
mi cuerpo de mujer 
que con la llama de tu aliento,
despacio... muy despacio,
ya comienza a arder.
Despacio vas avanzando
en perfecto dominio
de mi alma que te ama,
conquistando victorioso
cada poro de mi piel.
Despacio...
Dulcemente despacio
me invitas a volar contigo
en un vuelo del que no 
querré jamás volver.
Despacio...
Suavemente despacio,
sin palabras que te roben
los suspiros que vas
arrancando sin prisa a mi ser.
Despacio...
Serenamente despacio
celebrando en frenética danza,
este amor antiguo
que no tiene mañana ni tiene ayer.

Despacio...



Carmen
(27 de mayo del 2013)

Copyright©


SÓLO PARA TI - Camila



Eres todo lo que pedía a la vida, el sueño que siempre me perseguía, el amor que guardaba en mi....

domingo, 26 de mayo de 2013

DORMIR EN TUS BRAZOS


DORMIR EN TUS BRAZOS


Quiero dormir en el refugio de tus brazos,
tener por almohada tu pecho
y que sea el latir de tu corazón
la nana que me lleve a ese mundo de sueños
donde podamos vivir nuestro amor.

Quiero dormir en el refugio de tus brazos,
sentir en mi frente la caricia de tus besos
después de haberte entregado mi cuerpo,
después de haberme abierto a ti
como una flor en tus manos, amor.

Quiero dormir en el refugio de tus brazos,
saber que nada turbara mi sueño
porque tus alas me cubren,
me dan cobijo y dulce calor.
Saberme amada, amada por tu amor.

Quiero dormir en el refugio de tus brazos
sin que nada nos turbe el descanso
de dos almas enamoradas
que  por tanto se buscaron
hasta ser una sola en el amor.

Carmen
(26 de mayo del 2013)

Copyright©



viernes, 17 de mayo de 2013

SORTILEGIO DE AMOR



SORTILEGIO DE AMOR


Que sera esta voz que nos habla
desde aquí en el centro del pecho?
Que sera esto que me provoca
y también ilusiona y me atrapa?

Es un mandato de Dios
que me hizo el favor de ponerte en mi vida
Es sortilegio de Amor
es milagro de dos, un encuentro de almas

Que sera lo que nos hace eternos
y ademas, da sentido a la vida?
Que sera esto que no hay palabras
y ademas no se ve ni se toca?

Es un mandato de Dios
la expresión de su voz en la forma perfecta
Es sortilegio de amor
es milagro de dos, un encuentro de almas

Es un mandato de Dios
la expresión de su voz en la forma perfecta
Es sortilegio de amor
es milagro de dos, un encuentro de almas

Es...


Il Divo



sábado, 4 de mayo de 2013

EL ABRAZO QUE YA NUNCA DARÉ


EL ABRAZO QUE YA NUNCA DARÉ

Al principio fue curiosidad, después cercanía y más tarde llegó el reconocimiento.

Los recuerdos de cosas vividas hace eones que volvían como si hubiesen sucedido ayer. Presentir su llegada, adelantar sus palabras, ver por sus ojos, sentir su proximidad desde la enorme lejanía que nos separaba. Construir juntos un Paraíso sólo para nosotros dos... El Amor... El infinito Amor llenándolo todo, rodeándonos.

¡Fue todo tan... hermoso!

Aprender que los sueños existen y se pueden volver realidad. Aprender que el Amor existe y que puede convertirse en aire y caricias. Aprender a ser paciente. Aprender a dar sin esperar. Aprender a perdonar y regresar corriendo a los brazos de quien amamos. Aprender a correr desesperada y colgarse de su cuello en un abrazo infinito del que no hubiese deseado desprenderme jamás.

Todo parecía escrito en el Infinito... Todo podía ser Eternidad. Pero no contábamos con la oscuridad. Los celos son tan negros... Susurran en el oído que se presta a oír con su lengua viperina de serpiente, van enredando la madeja de espinos que ata las voluntades... Todo fue tan cruel... Tan triste... ¡Tan absurdo...!

Y de repente, ya no pude más. ¡Todo salto por el aire, estallo!

Palabras de ida y vuelta, acusaciones, rabia, orgullo.... Preguntas sin respuesta que seguirán flotando en el aire seguramente toda la Eternidad. ¿Quién puso más? ¿Quién dio más? ¿Quién amó más?

Nada... Ya no queda nada.

Unos brazos que abrazan el aire... Un pecho vacío que jamas volverá a cobijar el amor.

Dos Seres perdidos, heridos, hundidos, vencidos por la densidad.

El abrazo que ya nunca daré se quedará ahí colgado del tiempo en espera de hallar una nueva oportunidad tal vez.... Tal vez...

Carmen
(4 de mayo del 2013)


Copyright©


ENTRE LAS NOTAS DE UN VIOLÍN Y EL AROMA DE LAS ROSAS


ENTRE LAS NOTAS DE UN VIOLÍN Y EL AROMA DE LAS ROSAS

La noche entra por mi ventana y me hace presa de sus sombras. A lo lejos, como en un sueño se escuchan las notas de un violín que desgrana un romance convertido en música celestial. Vuelan las horas y el frío se adueña de la estancia.

¿Qué pasó... Qué pasó entre los dos? ¿Qué tormenta sin control provocó esta situación? ¿Quién apagó la luz que alumbraba dulcemente nuestro caminar?

No hay respuestas. Solo el silencio acude ante mis preguntas. Esas preguntas que como alfileres se clavan en mi alma y trizan en mil pedazos mi pobre corazón. Sigue sonando el Adagio de Albinoni... y en sus notas me voy perdiendo... Se va diluyendo mi mente en los compases de esa pieza magistral. Me pierdo en ensueños jamas pensados; sombras, sólo sombras acechando, acosando, urdiendo  tramando en mi contra y una pena cada vez más profunda que me invade y se adueña de mi.

Bailo una danza imposible con la música y de repente un sonido diferente, estridente, me saca de mi abstracción. El teléfono vibra, me asusta, me hiere... No deseo mirar quien llama con tanta urgencia, con esa impaciencia que tan bien conozco ya... No deseo enfrentar su voz. Pero el maldito aparato no deja de sonar. Las últimas notas del Adagio se pierden como huyendo, escondiéndose de lo que adivinan llegara. No puedo más, no puedo. Mi mano se alarga temblorosa y toma el dichoso teléfono, es él. 

- ¿Sí?
- ¿Estás bien? 

Su respuesta pregunta suena en mis oídos como una burla. ¿Cómo quiere que este bien si me siento más que  muerta? Le miento, escucho mi propia voz diciéndole que estoy de maravilla... y una risilla ligera apoyando mi respuesta queda suspendida entre ambos en espera de que vendrá después.

- Bien, me alegro.... ¿Te importaría entonces decirme por qué no me has querido abrir la puerta?
- No te oí llamar, tenia la música muy alta tal vez. 

Esta vez no mentía.

- Y bien... vas a abrirme de una vez o me dejaras ahí bajo la lluvia eternamente?

Me quedo mirando el teléfono como si se tratara de un alienigena. ¿Quería abrirle la puerta? ¿Podía permitirme abrirle la puerta quedando nuevamente expuesta a él, a su forma de amar tan corrosiva, a sus exigencias, sus celos, sus salidas? ¿Quería seguir en mi soledad anónima? ¿Hablando con mi silencio? ¿Quería compadecerme eternamente de mi misma?

No sabía que hacer, mi alma y mi corazón  ambos debidamente acorazados se debatían a muerte con mi mente blindada en razones que quizás solo yo creía y entendía.

- Estoy esperando... Respondeme, por favor...

Un suspiro brota sin quererlo, sin pedirlo, dejo el teléfono nuevamente sobre la mesa y corro a abrir la puerta mientras respondo a mis propias preguntas:

-Quiero.... Sí, quiero... Le quiero...

Abro y me enfrento a un gran ramo de rosas rojas, muy rojas y a una nota en la que leo: "Lo siento, perdoname. Sólo dejame amarte. Sólo, amame."

Y le abrazo entre lágrimas y todo, todo vuelve a comenzar.


Carmen
(4 de mayo del 2013)

Copyright©


viernes, 3 de mayo de 2013

SUEÑA MI GATO...


SUEÑA MI GATO...

Sueña mi gato que la luna
es un ovillo blanco para tejer.
Un queso enorme y 
dispuesto a dejarse comer
por ratones lunáticos
que no se dejan coger.
Su platito de leche dulce
por el que suspira
y maúlla cada anochecer.
Sueña mi gato y pena,
pena por los tejados
porque la luna
altiva y lejana,
siempre se burla de él.
Sueña mi gato que la luna
se ha enamorado de él
y anda por los tejados rondándola
dispuesto a dejarse por ella querer.
Sueña mi gato y no sabe,
no sabe que la luna
redonda y blanca,
tiene plena el alma de mujer.
Sueña mi gato...


Carmen
(3 de mayo del 2013)

Copyright©

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...